¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Actividades y Noticias de la Fundación Anna O

Blog de la Fundación Anna O.

Fundación Anna O. - Noticias


 

Su hermana dice que el agresor amenazaba con matar a sus hijos y a la víctima

ISABEL LANDA - San Sebastián - 05/07/2011 ELPAIS.COM

A diez metros de Rosario Román de la Fuente siempre estaba su expareja acechándola. La mujer asesinada en Hernani la madrugada del domingo vivía bajo amenazas y sin protección porque, según fuentes judiciales, había presentado una denuncia contra su expareja el pasado uno de mayo, aunque la retiró al día siguiente por lo que el caso fue archivado.

"Sabía que sería una víctima. Me lo esperaba. Había puesto denuncias pero las quitaba por miedo, porque le decía que iba a matar a sus hijos y luego a ella", explicó ayer Paqui Romero, hermana de la mujer fallecida.

Así fue. El presunto agresor, de origen ecuatoriano, de Rosario Román, de 55 años, acabó con su vida cuando el domingo a las 5.30 de la madrugada se disponía junto a su hija Yolanda Sánchez Román, de 30 años, a coger un taxi en pleno centro de Hernani para regresar a su casa. La joven, que fue agredida con un cuchillo por el supuesto asesino de su madre, se encuentra ingresada en el Hospital de Donostia, fuera de peligro pero con el pulmón perforado.

El hermano de la víctima, Manuel Román, explicó que la herida de su sobrina, a quien ya le han comunicado la muerte de su madre, tiene aún "unos pocos restos de líquido" en el órgano afectado y que los médicos "están intentado que no haya que ponerle un drenaje". El hombre que intercedió durante la agresión en favor de la mujer asesinada y su hija también se encuentra bien "pero apenado por no haber podido hacer más".

Conocida como La sevillana, por sus raíces andaluzas, la mujer asesinada estaba separada de otro hombre, tenía tres hijos y trabajaba en la cocina de la Policlínica de Guipúzcoa. Su hermana recordó ayer las veces que iba al trabajo "con la cara morada pero decía que se había caído. Era hasta tonta de lo buena que era". Sus compañeros le rindieron en el acceso principal de la clínica un cuarto de hora de silencio en su homenaje ante una pancarta con el lema No a la violencia machista en euskera y castellano.

Rosario Román no contaba con medidas de protección dictadas por el juez. Tenía una orden de alejamiento de su expareja "pero le decía que si no le quitaba la denuncia iba a matarlos a ella y a sus hijos". Así la retiró. "De hecho, a ella se la ha cargado, y a su hija no porque un chico que estaba allí la auxilió", recordó Paqui, que participó en la concentración junto a su hermana Mari Jose.

El presunto asesino, que se entregó nueve horas después del crimen, ingresó ayer en prisión, según fuentes de la Ertzaintza. El agresor tenía un expediente abierto en 2007 por anteriores agresiones de violencia de género, que fue archivado por ausencia de incidentes posteriores, aunque hace un mes y medio, aproximadamente, la mujer denunció ante la Ertzaintza haber sido objeto de insultos por parte de su expareja retirando la denuncia al día siguiente.

Rosario Román es la segunda víctima de violencia de género en Euskadi desde principios de año, 31 en el resto de España. La directora de Atención de las Víctimas de Violencia de Género del Gobierno vasco, Mariola Serrano, señaló ayer a este periódico que en general las situaciones de violencia de género son "difíciles y complicadas" de manejar por las circunstancias de cada mujer. "Hay momentos en que ellas se deciden a interponer la denuncia pero en función de lo que les rodea a su alrededor, unas hacen por salir de la situación y otras deciden no seguir con las denuncias. Eso perjudica el propio proceso".

Serrano reitera la necesidad de seguir trabajando a corto y largo plazo para erradicar la violencia contra las mujeres. "Solo erradicando esa desigualdad, trabajando en un cambio de valores a nivel educacional y con una mayor sensibilización se podrá acabar con esta lacra que estamos sufriendo". A corto plazo, las políticas sociales tratan de atender y proteger a las víctimas de la violencia de género. "Se está avanzado mucho por informar a las mujeres de los medios que hay a su disposición y se está consiguiendo que muchas mujeres den el paso por salir de esa situación pero aún queda mucho camino por recorrer", reconoció Serrano.

Paqui, la hermana de la victima, recordaba con tristeza que el agresor solía decir: "Si no es para mí no será para nadie". Y añadió: "Espero que no haga como los toreros y salga por la puerta grande de prisión, que pague por lo que ha hecho".

Además, solicitó que el presunto agresor sea declarado "persona non grata y, si bien dijo no ser "racista", reclamó que "se vaya para su país", porque "gente así" no la quieren "ni aquí ni en ninguna parte". En este sentido, el Gobierno vasco recordó que en la violencia que sufren las mujeres hay un origen desigual y luego hay colectivos que tienen mayor vulnerabilidad a sufrir esta situación de violencia por factores culturales, de desconocimiento de los medios que hay o por el mismo idioma.

Familiares, amigos y vecinos despidieron a la víctima en el funeral celebrado en la iglesia parroquial de San Juan Bautista de Hernani.

Una condena "enérgica" unánime

El pleno del Ayuntamiento de Hernani condenó ayer de forma "enérgica" el asesinato de Rosario Román, presuntamente a manos de su excompañero sentimental y ocurrido el pasado domingo en la citada localidad. En el consistorio ondea la ikurriña a media asta con un crespón negro. Al término de la sesión, el alcalde, Luis Intxauspe, de Bildu, cedió la palabra al hermano de la fallecida, Manuel Román, quien agradeció a los vecinos de la localidad las muestras de apoyo expresadas a su familia.

Todos los grupos políticos -Bildu, PNV, PSOE y Hamaikabat- aprobaron una moción de rechazo a este crimen en la que, además, muestran su confianza en que la hija de la fallecida, Yolanda Sánchez Román, que permanece ingresada en el Hospital Donostia, "se recupere lo antes posible". El Ayuntamiento aprobó poner a disposición de la familia de la fallecida "todos los medios con que cuenta para estos casos". Los partidos reafirman su voluntad de construir "un pueblo cimentado en la igualdad entre hombres y mujeres, y en las buenas relaciones, garantizando todos los medios a su alcance para lograr este objetivo".

Finalizado el pleno de condena, se oficiaron los funerales por el alma de Rosario Román en la iglesia de San Juan Bautista de Hernani. A las 20 horas se celebró una concentración en la plaza situada junto al Consistorio y una manifestación que concluyó en el lugar donde fue asesinada Rosario Román.

Por la mañana también se celebró una concentración en el exterior de la Policlínica Gipuzkoa, donde la víctima trabajaba como cocinera. A pocos metros de este lugar, frente a la sede de las Juntas Generales se repitió la protesta, esta vez con la presencia de todos los grupos políticos representados en la Cámara provincial y el nuevo diputado general, Martin Garitano. La presidenta del Legislativo, Lohitzune Txarola, trasladó a la familia la solidaridad de los participantes y exigió que "la lacra de la violencia de género quede fuera de la sociedad", como se recoge en la declaración que las Juntas aprobaron ayer en repulsa por el crimen acaecido.

Por su parte, la presidenta del Parlamento, Arantza Quiroga, opinó que no se debería descartar un "endurecimiento" de la ley como elemento "disuasorio" contra la violencia de género, y consideró "fundamental" la "educación en valores" para evitar crímenes como el cometido en Hernani.

 

 

 

 

Se cumple un año de la implantación de la “ley del aborto”. El descenso de abortos de debe a un factor demográfico. La diferencia entre comunidades hace muy difícil su implantación. Las labores educativas que contempla la ley aún no están en marcha

CÉSAR PEÑA 05.07.2011 - 03:10h RTVE.ES

En España hay 325.425 mujeres menos en edad reproductiva que en 2007. Son los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) que, junto con el freno de la llegada de mujeres inmigrantes de entre 15 y 45 años (de las más de 100.000 mujeres de 2008 a las poco más de 11.000 actuales), demuestran que el descenso que comenzó en 2009 en el número de interrupciones voluntarias del embarazo no tiene en la ley de Salud Sexual y Reproductiva su principal causa.

Aunque el Ministerio de Salud y Política Social aún no tiene ultimados los datos exactos de mujeres que han decidido la interrupción voluntaria de sus embarazos, los datos de las Comunidades Autónomas y de la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del Embarazo (ACAI), dejan prever un descenso en el último año cercano al 4%, según la provincia.

Doce meses después de su entrada en vigor "la ley no se cumple". Lo dice Santiago Barambio, presidente de ACAI, que explica que la desaparición del Ministerio de Igualdad ha dejado "huérfana" una ley "más garantista que la de 1984", y que reconoce a las mujeres la "oportinidad de decidir sobre su cuerpo".

Entre los criterios que impone la ley destacan la posibilidad de abortar hasta las 14 semanas de gestación o la consideración de los 16 años como la mayoría de edad para poder decidir.

La ministra de Sanidad, Leire Pajín, ha dicho en Radio Nacional de España (RNE) que el Gobierno trabajará para que la ley se cumpla en condiciones de igualdad en todas las comunidades autónomas.

"Aunque aún no tenemos datos, creemos que la ley va en buen camino", ha aseverado la ministra.

"Una ley del aborto por autonomía"

En Cataluña las mujeres tienen que adelantar el dinero. Las que quieran abortar en Navarra o La Rioja tienen que salir de su comunidad. En Asturias, clínicas que antes realizaban la interrupción de embarazos con normalidad, ahora para abortos después de las 14 semanas de gestación, se les han pedido unos requisitos difíciles de cumplir, como por ejemplo, tener un helipuerto.

La "falta de implicación" del ejecutivo ha permitido, a juicio de Santiago Barambio, que tanto los criterios de calidad a los que se someten a las clínicas, como la información que reciben las mujeres cuando quieren abortar, sea arbitraria dependiendo de la comunidad en la que se encuentre la embarazada.

Especialmente llamativo es el caso de Madrid, donde las clínicas han pedido créditos ante la falta de ayudas de la Comunidad para pagar los abortos. Barambio calcula que “las clínicas madrileñas deben millón y medio de euros en créditos que han pedido para poder realizar las interrupciones del embarazo”.

Otra de las diferencias fundamentales entre comunidades es el tiempo que se tarda en el proceso que va desde la recepción de la solicitud hasta que se realiza el aborto.

Mientras en País Vasco, Valencia, Murcia o Galicia no dura más de una semana, en otras como Cataluña, Madrid o Castilla y León puede dilatarse hasta tres semanas. Hecho que conduce a muchas mujeres a renunciar, “por agotamiento emocional” indican desde ACAI.

Una ley a medio camino de implantarse

La Ley de Salud Sexual y Reproductiva no es una ley que regula solo la interrupción voluntaria del embarazo. También contempla medidas del ámbito educativo que pretenden dar una visión de la sexualidad en ámbitos de igualdad, así como la prevención de enfermedades o de embarazos no deseados.

Sin embargo, un año después de su puesta en marcha, esta es quizá la laguna más importante de la ley. Ni se ha impartido en el pasado curso la formación tanto de profesionales como de ciudadanos, ni parece que esté prevista su implantación para el próximo.

Otras lagunas son la regulación de la objeción de los médicos, o en qué momento se considera que comienza la gestación, decisión que según en presidente de ACAI "puede llegar a robar cerca de dos semanas a la mujer en el ejercicio de su derecho".

Las voces en contra de la ley

La parte más polémica y que más destacó hace un año de esta ley fue el reconocimiento a las mujeres de 16 y 17  años del derecho a decidir si quieren interrumpir el embarazo, sin la necesidad del consentimiento de sus padres. Aunque los primeros datos demuestran que las mujeres de estas edades solo representan el 4% de las mujeres, y que el 90% de ellas acude a las operaciones acompañadas, sigue siendo un tema sensible y especialmente mediático.

Desde las organizaciones "provida" se exige la retirada de una ley que consideran que "permite que a la mujer se le esconda información sobre lo que de verdad supone el aborto". Así figura en el manifiesto que promueven desde "Derecho a Vivir", plataforma que ha organizado "Veladas por la Vida" en toda España, y que ha derivado en una "Acampada Vida" en la Puerta del Sol de Madrid.

La oposición desde organizaciones públicos a la Ley de SSR la representan funaciones como Red Madre, financiada por la Comunidad de Madrid, y que vuelca sus esfuerzos en dar apoyo a las mujeres embarazadas, y sobre todo a adolescentes, para que no aborten.

La ley, que aún espera el dictamen del Tribunal Constitucional al recurso planteado por el PP, tiene por tanto que superar todavía la diferencia entre comunidades autónomas y conseguir que los derechos que contempla sean efectivamente iguales para todas las mujeres del territorio español.

 

El 75% de las mujeres con dolores fuertes no consulta a su médico y lo considera normal

4.07.11 | 19:25 h.  INFORMATIVOS TELECINCO/ AGENCIAS

El síndrome Premenstrual (SPM) es un trastorno del ciclo menstrual de la mujer constituido por una serie de síntomas físicos, psicológicos y de conducta que afecta "en mayor o menor medida" al 73,6 por ciento de las mujeres, según los resultados del primer registro de prevalencia realizado en España.

Como aseguran los autores de dicho estudio, el equipo Daphne, formado por un grupo de expertos en Ginecología, de esta afección existen referencias desde hace más de 2.500 años pero, pese a ello, no existe una definición universalmente aceptada sobre esta problemática ni se conoce el alcance de sus síntomas.

Desde el punto de vista científico, la clasificación internacional de enfermedades lo incluye en la categoría de afecciones ginecológicas en su forma leve y, en su forma más severa, denominada Síndrome Disfórico Premenstrual (SDPM), dentro de las enfermedades psicológicas, pero no existen criterios diagnósticos globalmente aceptados y en general la descripción de los síntomas es poco específica.

Frente a esta situación, el equipo Daphne se planteó la realización del primer estudio para conocer el impacto real de este síndrome utilizando como base los criterios de medición de Steiner (Premenstrual symptoms screening tool - PSST) y dando lugar al primer registro significativo y estadísticamente representativo de la población española.

La muestra, recoge los datos de 2.108 mujeres en edad fértil y los resultados han sido publicados en la prestigiosa revista científica '
The European Journal of Obstetrics and Ginecology'.

Según este estudio, la sintomatología asociada afecta en mayor o menor medida al 73,72 por ciento de las mujeres y, de éstas, el 9 por ciento sufren lo que se denomina SPM moderado o severo, por su significativo impacto en la vida cotidiana de la mujer.

El 1,5 por ciento de estas mujeres reunieron además criterios para ser catalogadas dentro del Síndrome Disfórico Premenstrual (PMDD), que es el que tiene un mayor impacto en la salud y la calidad de vida de la mujer.

En ambos casos, la sintomatología tiene una duración media de unos tres días al mes y las encuestadas reconocen que afecta a sus relaciones familiares en el 7,1 por ciento de los casos, a su vida social en el 5,6 por ciento y conlleva una pérdida de interés en el trabajo en el 6 por ciento de los casos.

UNOS 80 SÍNTOMAS DIFERENTES

De los cerca de 80 síntomas (40 físicos y 40 psicológicos) descritos en el SPM, los más frecuentes recogidos en el estudio fueron los síntomas físicos (81,6%): mamarios, musculares, cefaleas, aumento de peso y retención hídrica.

A estos le siguen la irritabilidad (58%), falta de energía (53%), ganas de llorar (48,7%) y ansiedad (40,5%). La autoevaluación de la severidad de cada uno de los síntomas fue de leve a moderada en más del 80 por ciento de las mujeres, y severos en el 10 por ciento de los casos.

A pesar de este impacto en la vida social y personal de la mujer, por lo general esta sintomatología se asume como normal. De hecho, incluso en las formas más severas de la patología hasta un 75 por ciento de las mujeres no consultan a su médico porque consideran que es normal, íntimo o por no haber pensado que pudiera tener solución.

De las que acuden, según la encuesta, los tratamientos más utilizados para aliviar esta sintomatología son los anticonceptivos hormonales en el 57 por ciento de los casos, seguidos de analgésicos en un 53,3 por ciento y remedios caseros o naturales en el 4,1 por ciento de los casos.

 

 

 “Viven hiperconectados. Oyen la radio mientras estudian en un libro con la tele prendida, jugando a la play, hablando por el celular, chateando y comiendo pizza. Eligen el acceso hipertextual en lugar de la narrativa lineal. Funcionan mejor en red, aprecian la gratificación constante que los incita a desafíos crecientes”: son los “nativos digitales”, a los que el autor se dedica en este ensayo.

Juan Carlos Volnovich. PÁGINA 12

Es muy probable que el operativo de instalar en el imaginario social la figura de adolescentes aislados, semiautistas, encapsulados, no sea una acción tan neutra ni tan inocente como pudiera creerse. Esos jóvenes, “nuestros jóvenes”, esos a quienes les espera una temporalidad sin futuro y una desafiliación marcada por la exclusión del trabajo y la falta de inscripción en formas estables de sociabilidad, tienen muy mala prensa y son objeto de una verdadera campaña difamatoria por parte de los medios de comunicación de masas a la que contribuyen muchas veces los “expertos”, cuando registran como conductas desviantes lo que en realidad son producciones novedosas.

Tal vez es un exceso referirnos a quienes transitan la adolescencia como una totalidad; antes bien, deberíamos reconocer la existencia de múltiples universos simbólicos. Tal vez no podamos aludir a una adolescencia cuya ética y estética su-bordine a las demás, pero eso no tiene por qué autorizarnos a hacer caso omiso de una cultura dominante, aunque esa cultura sea la de la parcialidad y la fragmentación.

Porque el caso es que nos ha tocado vivir un período trascendente en la historia de la humanidad: las innovaciones tecnológicas están impactando en la familia, en el sistema educativo, en la vida misma, como nunca antes había sucedido. O, al menos, como desde la invención de la imprenta, desde Gutenberg, no había sucedido. Y la cuestión no se clausura ahí. Quiero decir: antes que asistir a la incorporación de novedades tecnológicas, estamos atravesando significativos cambios culturales. Hemos pasado de una cultura letrada –libro, papel y lápiz– a una cultura de la imagen que, a su vez, rápidamente, le dejó lugar a la cibercultura (Alejandro Piscitelli, Nativos digitales: dieta cognitiva, inteligencia colectiva y arquitectura de participación, ed. Aula XXI). Entonces, se trata de la cibercultura y de los sujetos que la protagonizan. Nosotros, los “inmigrantes digitales”, “expertos” en adolescentes, aún no hemos desarrollado los instrumentos teóricos ni las herramientas epistemológicas con las que podamos teorizar acerca de los procesos y las operaciones lógicas desplegadas por los “nativos digitales”.

Hoy en día, los adolescentes se definen más como usuarios y como autores que como aprendices. Se caracterizan por las operaciones que pueden llegar a hacer con el flujo de información que reciben, más bien que por el sentido que les encuentran a los textos que se les ofrecen. Transformados en autores, las pibas y los pibes no interpretan textos, no leen ni descifran, no incorporan algo que en el futuro puede llegar a servirles; sólo operan, generan estrategias operativas –muchas veces extremadamente barrocas y complejas– para que la marea de información se les vuelva habitable.

Con el éxito editorial de Harry Potter, ante la avalancha de bestsellers para niños, con la familiaridad del chat y de los mensajes de texto por los celulares, con la popularidad de Facebook o de Twitter, quienes pensaban que la lectoescritura estaba agotada y había cumplido su ciclo en la historia de la humanidad volvieron a respirar. Claro que el nuevo género literario de mensajes usados por los pibes rápidamente transformó los suspiros de alivio en gritos espantados ante la perversión de la lengua pero aun así, es inevitable aceptar que, al menos, leen y producen textos. Escriben y... leen. Pasan el día, y muchas veces las noches, leyendo y escribiendo.

Pero la lectura de los usuariosautores nada tiene que ver con la lectura de los alumnos. En los alumnos, la lectura tiene una ventaja jerárquica por sobre otros estímulos informacionales. En los alumnos la lectura deja marcas que perduran y que reaparecen, investidas, resignificadas o expulsadas a lo largo de la vida del sujeto. En cambio, para los usuarios, leer es una acción destinada a producir imágenes. Es apenas un medio para un fin, una más entre las múltiples operaciones de recepción del hipertexto que junto a las películas, los sitios de Internet, los afiches, los juegos de cartas, los disfraces, contribuyen a la producción de imágenes propias que son usadas para competir con la abrumación de imágenes aceleradas, estímulos publicitarios que los bombardean y amenazan saturarlos.

Así, las pibas y los pibes de la cibercultura transitan como esquiadores sobre el agua. Se desplazan a toda velocidad, intentando, con las imágenes propias que –no sólo pero también– les brinda la lectura, reducir la aceleración. Si se detienen, colapsan agobiados: el aburrimiento se apodera de ellos.

Porque los “nativos digitales” aman la velocidad cuando de lidiar con la información se trata. Les encanta hacer varias cosas al mismo tiempo, casi todos ellos son multitasking y en muchos casos multimedia. Viven hiperconectados. Pueden oír la radio al tiempo que estudian en un libro la lección de historia con la tele prendida, jugando a la play, hablando por el celular, chateando con medio mundo y comiendo pizza. Prefieren el universo gráfico al textual. Eligen el acceso aleatorio e hipertextual en lugar de la narrativa lineal. Funcionan mejor cuando operan en red, y lo que más aprecian es la gratificación constante y las recompensas permanentes que, por lo general, los incitan a desafíos de creciente complejidad.

Pero, por sobre todo, prefieren jugar antes que estudiar. Su alimento verdadero son las golosinas digitales y no los alimentos convencionales. Pueden hackear la computadora más sofisticada por la noche y, por la mañana, reprobar el examen más sencillo de matemáticas.

En un estudio riguroso, Kurt Squire y Henry Jenkins (Harnessing the power of games in education, en http://website.education.wisc.edu/kdsquire/manuscripts/insight.pdf 04/07/011) encuestaron a 650 alumnos del MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts) y encontraron que el 88 por ciento de ellos habían jugado a los videogames antes de los 10 años, y más de 75 por ciento lo seguía haciendo. Entre no-sotros, el campeón nacional de Counter Strike –hasta hace poco uno de los juegos más populares– es uno de los mejores alumnos del Colegio Nacional de Buenos Aires. Estos datos contradicen las tesis vulgares que buscan una incompatibilidad entre el desarrollo de la inteligencia, la incorporación de conocimientos y los videojuegos.

La cuestión de los videojuegos tiene poco que ver con discusiones acerca de la corrupción cultural o de la adicción electrónica; más bien concierne a un profundo cuestionamiento político de la concepción tradicional y actual de qué es aprender y de cómo se aprende, y de qué tipo de ciudadano formar, para qué tipo de mundo.

Entonces, la elección es clara: o los “inmigrantes digitales” nos decidimos a despojarnos de nuestros prejuicios o los “nativos digitales” nos dejarán a nosotros conectados en soledad. Porque lo que aquí está en juego es un cambio cultural. Ya no se trata de reformatear viejos hábitos de pensamiento y contenidos actualizándolos, traduciéndolos al código de las imágenes y del lenguaje multimedia, sino de algo más complejo y sutil: reconocer que forma y contenido están inextricablemente unidos y que, si bien el buen sentido y los talentos tradicionales no están en cuestión, lo que sí está en cuestión es que las operaciones lógicas no pueden plantearse en contraposición a la aceleración, al paralelismo, a la aleatoriedad y a la atribución diversificada del sentido.

El problema, entonces, no es la “soledad”. El problema reside en el Otro. Más aún: el problema reside en que la nuestra tiende a ser una cultura sin Otro. Al menos, sin un Otro simbólico ante quien el sujeto pueda dirigir una demanda, hacer una pregunta o presentar una queja. La nuestra tiende a ser una cultura colmada por Otros vacíos (DanyRobert Dufour, El arte de reducir cabezas. Sobre la servidumbre del hombre liberado en la era del capitalismo global, ed. Paidós, 2007). No hay un Otro en la cultura actual y todavía está por verse si el Mercado reúne las condiciones de dios único, capaz de postularse para ocupar el lugar vacante que el Otro tuvo en la modernidad. Más bien parecería que los nuevos tipos de dominación remiten a una “tiranía sin tirano” (Hannah Arendt, Du mensonge a la violence, ed. Calman Levy, París, 1972) donde triunfa el levantamiento de las prohibiciones para dar paso a la pura impetuosidad de los apetitos. El capitalismo ha descubierto –y está imponiendo– una manera barata y eficaz de asegurar su expansión. Ya no intenta controlar, someter, sujetar, reprimir, amenazar a los adolescentes para que obedezcan a las instituciones dominantes. Ahora simplemente destruye, disuelve las instituciones de modo tal que las pibas y los pibes quedan sueltos, caen blandos, precarios, móviles, livianos, bien dispuestos para ser arrastrados por la catarata del Mercado, por los flujos comerciales; listos para circular a toda prisa, para ser consumidos a toda prisa y, más aún, para ser descartados de prisa (Paul Virilio, La inseguridad del territorio, ed. Asunto Impreso, Buenos Aires, 2000). La cultura actual produce sujetos flotantes, libres de toda atadura simbólica: “colgados”.

Si la nuestra tiende a ser una cultura colmada por Otros vacíos, no es difícil aceptar que hay varias adolescencias, que no existe una adolescencia –o, al menos, que no existe una adolescencia hegemónica– y que todo se reduce a la singularidad de cada una y cada uno de los adolescentes.

Ocurre, sin embargo, que el vértigo, la velocidad con la que se instaló la cibercultura produjo cambios significativos en las subjetividades de lo que hasta ahora habíamos conocido como cultura “textual” o cultura “letrada”, y esos cambios no han sido acompañados con la misma agilidad por desarrollos ni de la pedagogía ni del psicoanálisis.

Se impone, entonces, una nueva manera de posicionarnos frente a quienes vienen a confrontarnos con nuestros fracasos y con el fracaso de una cultura que de la ciencia hizo virtud y, del progreso, gloria. Ellos son los “nativos digitales”. Aquellos a quienes Alessandro Baricco llamó los “bárbaros” (Los bárbaros. Ensayos sobre la mutación, ed. Anagrama, Barcelona, 2006). Esos “nativos digitales”, esas pibas y esos pibes, desconfían de la información que queremos transmitirles; si son poco receptivos es porque sospechan que el saber, el sistema axiomático que les ofrecemos, no es ajeno a la catástrofe que les toca vivir.

Y lo que no les perdonamos es que, con su irreverencia, nos hagan saber que nuestra gloria de burgueses cultos y civilizados generó, permitió –o, al menos, no logró impedir– las peores calamidades que sufrió la humanidad (desde Auschwitz a Hiroshima; desde la ESMA al consenso que toleró la instalación del neoliberalismo entre nosotros, por mencionar sólo algunos); gloria de burgueses que produjo una generación sufrida, castigada y maltratada, a la que sólo le queda refugiarse allí: en la oscuridad de un ciber, en la precariedad de un estigma –un tatuaje, un piercing, una cicatriz–, precariedad de un estigma elevado a emblema.

Así, en contraste con los jóvenes de generaciones anteriores, la actual es la primera generación que, para lograr su independencia, cuenta con la dependencia de las nuevas tecnologías. El holandés Jeroen Boschma (Generación Einstein, ed. Melusina) e Inez Groen han propuesto la categoría de “generación Einstein” para aludir a quienes nacieron a partir de 1988. Estos autores esgrimen sobrados argumentos para fundamentar el respeto y la admiración que les despiertan los jóvenes contemporáneos: pibes que conocen como nadie las reglas del marketing, que leen la prensa como periodistas, que miran películas como semiólogos, que analizan anuncios como verdaderos publicistas, que siguen sin dificultad alguna la complejidad de Doctor House y de Lost. Son jóvenes que se despliegan en un universo simbólico donde sus padres y los adultos que los rodean –“inmigrantes digitales”– no entran más que para balbucear torpemente. Más rápidos, más inteligentes, más sociables, se mueven como pez en el agua en el ciberespacio sin pedir permiso a los mayores.

* Psicoanalista. Fragmento del artículo “Conectados ¿en soledad?”, que se publica en estos días en la revista Imago-Agenda.

 

 

Las más nerviosas viven, por este orden, en India, México, Rusia y Brasil. Ellas se enfrentan a muchas responsabilidades laborales, sociales y personales

Laura Tardón. El Mundo

España es uno de los países donde viven las mujeres más estresadas del mundo, concretamente el quinto, detrás de India, México, Rusia y Brasil. Así lo desvela el estudio 'Mujeres del mañana', realizado por la compañía Nielsen, dedicada a la investigación e información de mercados en el mundo.

Después de analizar a un total de 6.500 mujeres en 21 países (desarrollados y emergentes) entre febrero y abril de 2011, los expertos observaron que el 66% de las mujeres españolas reconocía sentirse estresada. En el caso de las hindúes, que son las que lideran esta clasificación, el porcentaje asciende al 87%. Además, el 82% de ellas aseguraba no tener tiempo para relajarse.

¿A qué puede deberse? Según la propia encuesta, tanto en los países más desfavorecidos como en los más ricos, las mujeres desempeñan varios papeles a la vez y esto es lo que contribuye a su estado de nervios. Tal y como señala el periódico digital 'The Economic Times', en India, las empresas están experimentando importantes avances mientras la sociedad se mantiene estática. Esto significa que, al final, ellas tienen que hacer malabares para cumplir en sus trabajos a la vez que cuidan su vida familiar, llena de acontecimientos, tradiciones y responsabilidades.

"Están empezando a afrontar una realidad como la que han vivido nuestras madres que, al incorporarse a la vida laboral, tenían que luchar contra muchas opiniones y escuchar frases como 'tienes que cuidar de tu marido'. Contaban con menos aceptación y menos ayuda", argumenta Julia Vidal, psicóloga y directora de Área Humana Psicología.

Esta situación aún no está totalmente normalizada en España, no ha pasado el tiempo suficiente. Y esta debe ser una de las razones por las que las españolas ocupan el quinto puesto en el 'ranking' del estrés. Como señala Vidal, "aún estamos asumiendo las nuevas circunstancias y el hombre todavía está empezando a asumir un papel más activo en la casa, con los niños, etc. Las mujeres tenemos una sobrecarga muy grande". Todavía estamos "en un proceso de ajuste social y de equiparación de cargas", añade la experta.

Hoy, la mujer española "tiene que demostrar que es buena madre, válida en el trabajo, buena esposa... Una 'superwoman'", explica la psicóloga. Y también tiene que tomar cañas con los compañeros, quedar con los amigos... La presión que pueden causar tantos 'compromisos' y responsabilidades y la sensación de que "no vamos a llegar a tiempo a todo" favorece el estrés y los nervios. "Hay que aprender a priorizar, a posponer cosas y dedicar tiempo a buscar soluciones para eliminar la sobrecarga y el estrés. A veces, es necesario pedir ayuda para aprender a regular las emociones", recomienda Vidal.

A su consulta acuden muchas mujeres con este tipo de problemas. "El perfil: 30 años, dos hijos, trabajan y tienen dificultades para comunicarse con el marido y hacer un reparto de tareas equitativo. A ella le parece que hace poco y él considera que hace demasiado".

Pero aparte del factor cultural y social, existen otros culpables del estrés. Desde el punto de vista biológico, "existen muchas hipótesis que explican que todas las mujeres tendemos a tener más dificultades a nivel emocional". Además, está el aprendizaje, es decir, "los niños toman como modelo a sus madres y aprenden a estresarse como ellas".

 

 

Eso es lo que muestra la encuesta de Empleo del Tiempo que hizo pública ayer el Instituto Nacional de Estadística

Miriam Sánchez / ABC

Parece que las tareas domésticas aún no son cosa de hombres, a juzgar por los datos de la encuesta de Empleo del Tiempo 2009-2010 que hizo pública ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE). El estudio muestra que las mujeres todavía dedican más tiempo que los hombres a las tareas del hogar, en concreto, dos horas y cuarto más al día.

Aunque la brecha se ha reducido respecto a los datos de 2003, fecha de las últimas estadísticas, la participación masculina en estas actividades es del 74,7 por ciento, mientras que la femenina alcanza el 91,9. Los varones han tardado siete años en reducir esta diferencia entre sexos en 41 minutos. Además, a pesar de que la presencia de las féminas en el trabajo remunerado ha aumentado tres puntos y la de los hombres ha disminuido cuatro, aún hay más de diez puntos de diferencia entre varones (38,7 %) y mujeres (28,2 %).

En cuanto al seguimiento de los medios de comunicación, la encuesta revela que el 93,5% de los ciudadanos invierte en ellos una media de casi cuatro horas diarias, un cuarto de hora más que en 2003.

Más tecnológicos

Según el INE, el 57,7% de los ciudadanos afirma participar en actividades de vida social y ocio, nueve puntos menos que en el último sondeo realizado. El tiempo destinado por persona a esta actividad se ha reducido 25 minutos. En cambio, el dedicado a la informática –redes sociales, búsqueda de información o juegos– aumenta, llegando al 29,7% de la población, frente al 18% de hace siete años. Se ha producido un curioso trasvase desde las actividades de vida social y diversión a las de aficiones e informática. Los habitantes de Galicia, Cataluña y Comunidad de Madrid, son los que disponen de menos tiempo libre –cuatro horas y media–, mientras que los de canarios, extremeños y riojanos gozan de más horas.

 

 

Nuestros amigos de la APM, Asociación Psicoanalítica de México comunican la triste noticia del fallecimiento, de Hanna Segal, psicoanalista considerada la maestra moderna del trabajo de Melanie Klein, que contribuyó al campo del psicoanálisis como una escritora prolífera e intérprete del trabajo de Klein. La psicoanalista, nacida en el año 1918 en Polonia, falleció el pasado 5 de julio de 2011 en Londres, a los 93 años de edad.

Noticia EnMemoria.com:

El pasado 5 de julio falleció en Londres la doctora Hanna Segal, médico, psiquiatra y eminente psicoanalista. Fue discípula de Melanie Klein, cuyas ideas difundió y desarrolló universalmente.

Nacida en Polonia, hija de familia judía, tuvo una infancia traumática. Su hermana de cuatro años murió cuando ella tenía dos, y vivió la separación temprana de sus padres durante un tiempo. A los trece años se instaló, junto a su familia, en Suiza. A los dieciséis decidió volver a su país para iniciar la carrera de Medicina y participar activamente en el partido socialista. Con la invasión de Polonia por Hitler, Segal se reencontró con sus padres en París y continuó sus estudios de Medicina. Con la entrada de los nazis en territorio francés huyó de nuevo con su familia a Gran Bretaña.

Acabó la carrera y se instaló en Londres, donde entró en contacto con el psicoanálisis, una de las principales pasiones de su vida. Sus aportaciones fundamentales al psicoanálisis se centran en la comprensión de la psicosis y la experiencia estética, mediante el desarrollo de los procesos de simbolización, al distinguir entre una forma primitiva que llama ecuación simbólica y otra madura, la representación simbólica. Ayudó a la aplicación del psicoanálisis en parcelas poco habituales como son, además de la psicosis, el tratamiento de pacientes de edad avanzada.

Además de ser sensible a otras expresiones de la mente como el arte y la literatura, junto a las manifestadas en la clínica con los pacientes, fue receptiva a los problemas acuciantes de la época, la política y las guerras. En el seno de la Asociación Psicoanalítica Internacional - de la que fue vicepresidenta-, fue cofundadora en 1983 del grupo de Psicoanalistas para la Prevención de la Guerra Nuclear. Para la reunión inaugural escribió un ya clásico trabajo en este campo: El silencio es el auténtico crimen.

Dedicó buena parte de su actividad a la enseñanza del psicoanálisis tanto en la Sociedad Psicoanalítica Británica, de la que fue presidenta, como en otras muchas sociedades europeas y americanas (del norte y del sur).

También en la Sociedad Española de Psicoanálisis varias generaciones de psicoanalistas tuvimos la fortuna de beneficiarnos de sus enseñanzas durante muchos años. Hanna Segal nos visitó por última vez en el año 2008.

El legado intelectual de la doctora Segal podría cifrarse en dos palabras que ella misma formuló: la creatividad y el delirio. Ambos son procesos mentales inevitables en la vida psíquica del ser humano, y es la tensión e interrelación entre ellos, de manera continuada, con el apoyo predominante de las tendencias de vida, lo que contribuye al crecimiento y el progreso de la mente.

*Antonio Pérez Sánchez, el autor, es Médico,psiquiatra y psicoanalista. Presidente de la Sociedad Española de Psicoanálisis (SEP)

 

                                                                                    

La Fundación Anna O. quiso estar en el acto organizado por Amnistía Internacional en Málaga que tuvo lugar en el MUPAM. En este acto se leyó un manifiesto de Amnistía Internacional y se proyectó un video documental de denuncia por el maltrato hacia las mujeres y las niñas en todo el mundo. Para finalizar, se procedió a la lectura de poemas y escritos de mujeres malagueñas que escriben sobre mujeres. Mujeres como Corona Zamarro, Matilde Gálvez, Pepa Sanabria, Mª Del Carmen Guzmán, Encarna León, hasta un total de veinticuatro malagueñas, que supieron ilustrar el sentido homenaje a las víctimas de la violencia de género. El acto estuvo particularmente dedicado a “Las Mariposas”, nombre con el que eran conocidas las tres hermanas Mirabal, que fueron brutalmente asesinadas en República Dominicana el 25 de noviembre de 1960. Por este motivo, las lectoras llevaban broches y horquillas con forma de mariposa roja.

 

Nuestro gran amigo y colaborador, Miguel Angel Oeste, acaba de publicar su primera novela, titulada "BOBBY LOGAN".

Miguel Angel Oeste regresa en su novela al Pedregalejo de los años ochenta y noventa, aquella época en la que los jóvenes malagueños se reunían en la discoteca Bobby Logan cada fin de semana en busca de diversión. Por esta novela coral, pulula una serie de personajes llenos de contradicciones en un paisaje minado de fracasos familiares y afectivos. Un paisaje de derrota en el que los sueños frustrados ante un mar que no produce grandes olas sobre las que deslizarse representan los sueños rotos de la amistad de los Chicos de la Playa: el Búho, el Lapa, el Pelúo, el Amante de las Piscinas, el Lepra, el Cabeza. Todos ellos intentan llegar vivos a cada fin de semana para acceder a Bobby Logan y perder allí la conciencia con todo el alcohol que puedan beber.

La crítica ha dicho de esta novela: "Magnífico debut. Una fábula pop sobre el final de la juventud". (Ignacio Martínez de Pisón).

Juan Antonio Garriga Vela dice: "Bobby Logan es el escenario donde se representa la divina comedia y tragedia de la vida. Allí se dan cita los surfistas que tratan de mantener el equilibrio sobre la cresta de esa ola fulminante y maravillosa que separa infierno y paraíso.".

Desde aquí, queremos felicitar a Miguel Angel por su magnífica novela que a tantos nos ha traído recuerdos de aquella época llena de vivencias inolvidables, como las de los protagonistas del libro.

El psicoanálisis tuvo a su paciente cero en esta austríaca cuyo cuadro clínico, digno de una posesión demoníaca, fue estudiado por Breuer y Freud

ABC Teresa ródenas teresarodenas / madrid Día 28/05/2012 - 09.48h ver noticia
El curioso caso de Anna O
Una de las pocas imágenes que se conocen de Anna O


Este 28 de mayo se cumplen 76 años del fallecimiento de la que hoy muchos conocerán como Anna O. Aunque es Bertha Pappenheim el verdadero nombre de esta paciente histérica cuyo caso permitiría al prestigioso Josef Breuer y al mismísimo Sigmund Freud establecer las bases de lo que hoy llamamos psicoterapia.

Corría el año 1880 cuando llegó a manos del psicólogo y fisiólogo austríaco Josef Breuer el curioso caso de una joven de 21 años con un claro diagnóstico de histeria, una enfermedad nerviosa que por aquel entonces afectaba aun gran número de mujeres (de ahí su etimología, en referencia al útero). El pseudónimo que pasó a la historia se lo debemos a Breuer, que bautizó así su historia clínica.

Llegó a padecer ceguera, sordera, parálisis y estrabismo ocular

Así, Anna O llegó a padecer ceguera, sordera, parálisis parcial de brazos y piernas, estrabismo ocular y, lo más llamativo, una grave afección en el lenguaje (parafasia) que le llevaba en ocasiones a perder la capacidad del habla o incluso a olvidarse de su lenguaje nativo, el alemán, sustituyéndolo por otros que ni siquiera dominaba, como el inglés o el francés.

Esta joven, que en palabras del doctor «llevaba una vida en extremo monótona» (cuidaba a su padre enfermo), llegó a padecer un complicadísimo cuadro de síntomas, a primera vista inconexos y aleatorios, pero a los que, tras más de un año de tratamiento, el médico vienés encontraría explicación mediante un paciente buceo en el subconsciente de Pappenheim.

Tal fue el caso que durante un período extenso del tratamiento, según cuenta Breuer, «solo hablaba inglés y no entendía lo que se le decía en alemán». O incluso, realizaba de forma inconsciente la lectura en alto en inglés de textos escritos en francés o italiano.

El curioso caso de Anna O
abc
Sigmund Freud

Entre muchos de los episodios dignos de mención podemos destacar aquel en el que a Bertha «se le volvió imposible beber». Tras una seis semanas a base de frutas que le proporcionaban hidratación, la joven desveló en una sesión de hipnósis el trauma que provocó aquella hidrofobia: su dama de compañía había dado de beber a su perro del mismo vaso. Y el mero hecho de revivir a través de la palabra aquella visión desbloqueó el «asqueroso» recuerdo y permitió a Anna O volver a beber.

La «cura del habla»

Ahí estaba la clave. La «cura del habla», es decir, el relato de los hechos traumáticos parecía aliviar, al menos parcialmente, la angustia de la paciente. Con una terapia improvisada, Breuer había dado con un posible método de curación para la histeria, que transmitiría a su colega Sigmund Freud, el cual a su vez, lo adoptaría dentro de su conocidísima Teoría del Psicoanálisis.

Bertha Pappenheim fue internada en centros psiquiátricos en dos ocasiones, antes y después del tratamiento con Josef Breuer. Este dato indica que la psicoterapia finalizó sin que Anna estuviese totalmente curada, hecho que el propio Freud atribuye en sus escritos a que el estrechamiento de la relación entre paciente y médico precipitara la interrupción de la terapia.

A pesar de la odisea, Bertha llegó a ser la primera asistente social de Alemania y se convirtió en una reconocida figura defensora de los derechos de la mujer y los niños. Su caso, quedará reflejado en la historia de la psiquiatría («Estudios sobre la histeria», por Josef Breur y Sigmund Freud) para que lo observemos con mayor o menor perplejidad.

¿Cuándo Acudir a Fundación Anna O?

Fundación Anna O. está especializada la salud emocional de la mujer, esta puede verse afectada por múltiples factores, muchos de ellos difícilmente perceptibles por quien los sufre. Algunos de los casos que solemos tratrar son: Maltrato físico y psíquico,  separación, depresiones, angustias, fobias, ataques de pánico, dificultades en la sexualidad, embarazos indeseados, dificultades en el aprendizaje, intentos de suicidio, anorexia, bulimia, conflictos familiares o abusos sexuales, violación y todo aquello que derive en un sufrimiento intolerable.

Nuestros Centros

Málaga
C/ Cañuelo San Bernardo nº3
29008 Málaga


Antequera
Calle del Picadero, 3 Portal 4,
Escalera A, 2º 1
29200 Antequera - Málaga

Información y Atención

Tlf: 952 21 29 33
[email protected]
www.fundacionannao.org