fbpx

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto
Jueves, 27 Septiembre 2012 11:05

Cuerpos

¿Qué es mejor, soportar a un jefe tirano que me explota o a un marido mediocre que me llevará a París si le hago un mohín de gatita?

 

Una joven atractiva, mientras se maquilla ante el espejo del cuarto de baño para ir a trabajar, recita una nueva versión del monólogo de Hamlet: ser o no ser, esta es la cuestión, levantarse todos los días a las siete de la mañana y tener que aguantar a un jefe despótico, machista e incompetente, todo por mil y pico euros al mes, o renunciar a esta lucha agotadora y quedarme en la cama para dormir, tal vez soñar, junto a un marido vulgar, a quien con un poco de maña puedo dominar a mi antojo. Este dilema aciago parece haber arraigado en buena parte de la juventud femenina. Frente a aquella generación de mujeres, que en los años sesenta del siglo pasado decidió ser libre y realizó un arduo sacrificio para equipararse a los hombres en igualdad de derechos e imponer su presencia en la primera línea de la sociedad, cada día es más visible una clase nueva de mujer joven, incluso adolescente, que ha elegido utilizar las clásicas armas femeninas, que parecían ya periclitadas, la seducción, la belleza física y el gancho del sexo para buscar amparo a la sombra de su pareja y recuperar el papel de reina del hogar. Puede que la moral de la iglesia católica se haya aliado con la crisis económica para imbuir tenazmente en la mujer la idea que vuelva a casa, críe hijos, se ponga guapa y complazca en todo a su marido. Si una chica acude a diario a machacarse en el gimnasio, si se atiborra de silicona, si camina sobre unas plataformas increíbles, si decora su piel con toda suerte de tatuajes, ¿busca sentirse saludable y fuerte para luchar por sus derechos o, tal vez, solo trata de convertir su cuerpo en un objeto de deseo, en un arma de combate frente a los hombres? Ser o no ser. ¿Qué es mejor, soportar a un jefe tirano que me explota o a un marido mediocre que me llevará a París si le hago un mohín de gatita? Puede que el dilema no sea tan rudo, pero aquellas mujeres que en el siglo pasado lucharon como panteras por su dignidad, sin tiempo para pintarse los labios, tienen ahora unas nietas hermosas, siliconadas, tatuadas con serpientes y mariposas, dispuestas a claudicar en sus derechos, con tal de ganar la otra batalla, el viejo sueño de sentirse adorables y tener al macho de nuevo a sus pies en la alfombra.

La historiadora y profesora de nuestro instituto, doña Francisca Moreno Fuentes, ha sido una de las dos ponentes de la conferencia sobre la pintora gallega Maruja Mallo, considerada como la musa del surrealismo español, con una gran influencia en la Generación del 27.

Esta conferencia se enmarca en el ciclo Mujeres célebres de la cultura: una mirada psicoanalítica, organizado por la Fundación Anna O.

La conferencia tuvo lugar el día 8 de marzo de 2013, a las 19:30, en la sala del Ámbito cultural de El Corte Inglés, de Málaga.

 

Ana Cristina Carlós, Francisca Moreno (ponentes)  y Cecilia Cortés, presentadora del acto
Miembros de la Fundación Anna O.

http://coeducasaz.blogspot.com.es/2013/03/el-realismo-magico-de-maruja-mallo.html

Viernes, 26 Abril 2013 10:03

Solidaridad que 'salva' vidas

La Fundación Anna O ofrece ayuda a mujeres en situación de crisis o dificultad social El 71% de aquellas que participan en el programa consigue dejar los fármacos, según los datos del colectivo

Celina Clavijo málaga | MÁLAGA HOY 25.04.2013 ver enlace


Almudena Gallego, gerente de la Fundación Anna O, junto al tesorero, Gabriel Ruiz. "Me dirijo a ustedes porque estoy desesperada y no sé qué hacer. Hoy quise suicidarme y no es la primera vez que deseo hacerlo. No tengo trabajo y vivo con mis padres. Me gustaría que me ayuden, ya que siento que estoy a un paso de la locura". Es uno de los mensajes recibidos por la Fundación Anna O, entidad sin ánimo de lucro con sede en Málaga que ofrece asistencia a mujeres en situación de crisis o en dificultad social. Y para ello, un equipo formado por 20 profesionales, pone a disposición de las demandantes atención terapéutica grupal a través de herramientas como el psicoanálisis.

Los datos que del programa se desprenden, a fecha de 2011, hablan por sí solos. Según indicó la gerente, Almudena Gallego, el 87,10% de las mujeres que acuden al centro afirman haber mejorado "mucho o bastante" respecto a cuando comenzaron a formar parte del proyecto. El 48,3% de quienes llega consume fármacos para mitigar su sufrimiento y, sin embargo, más del 70% consigue dejarlos "de modo progresivo o definitivo".

En cuanto a los síntomas de mejoría, el 66,67% de las mujeres que acudieron a la fundación, detalló Gallego, asegura sentirse mejor consigo misma, lo que se refleja en hábitos alimenticios, cuidado personal y relaciones más saludables. Pero además, casi el 80% de las usuarias que han seguido el tratamiento han retomado actividades que antes desarrollaban -como la lectura- o bien encontrado trabajo.

Una de las principales iniciativas de la fundación es la que se conoce como El pixel de la solidaridad, espacio en el que puede colaborarse y cuyos ingresos van destinados a la financiación de los distintos proyectos que el colectivo lleva a cabo. A su vez, los donantes que así lo deseen tienen la posibilidad de darse a conocer y potenciar la visibilidad de sus productos o servicios. "Somos muchos los que pedimos aportaciones de empresas y particulares, pero pocos los que ofrecemos algo a cambio", explicó el tesorero del centro, Gabriel Ruiz.

Con este proyecto, el centro incrementa la presencia del donante en internet, de forma que al adquirir píxeles en la página www.pixeldelasolidaridad.org incorpora su logo en la plataforma y añade el enlace que lleva a su sitio web. A la solidaridad, por tanto, se le aplica retorno.

Para aquellos que no quieran adquirir píxeles pero sí colaborar en la causa, la fundación cuenta con el apartado píxel 0, donde puede donarse la cantidad que se quiera, por insignificante que resulte, y pagarla mediante la plataforma de pago Paypal.

Lunes, 26 Agosto 2013 12:08

Superar el duelo sin ansiolíticos

La OMS publica nuevas guías sobre la atención mental después de una pérdida

 

Cementerio conjunto de cristianos y musulmanes en Raqqa.| Javier Espinosa

Cementerio conjunto de cristianos y musulmanes en Raqqa.| Javier Espinosa

  • La OMS publica nuevas guías sobre la atención mental después de una pérdida

ELMUNDO.es | Madrid miércoles 07/08/2013

La Organización Mundial de la Salud (OMS) acaba de publicar un nuevo protocolo destinado a trabajadores sanitarios para el tratamiento de las repercusiones de los traumas y la pérdida de seres queridos en la salud mental. Las nuevas guías ponen el énfasis en el apoyo psicosocial en Atención Primaria y desaconsejan el uso de benzodiacepinas, que pueden retrasar la recuperación y generar tolerancia.

Ya en 2008, la OMS desarrolló el Programa de Acción Mundial en Salud Mental (mhGAP), concebido para expandir la atención de los trastornos mentales, neurológicos y por uso de sustancias mediante protocolos terapéuticos sencillos que pueden ser aplicados por los médicos y enfermeras de atención primaria. Ahora, dichos objetivos se amplían para incluir también el trastorno de estrés postraumático (TEPT), el estrés agudo y el duelo.

Los eventos traumáticos y la pérdida de seres queridos son frecuentes en la vida. En un estudio de la OMS llevado a cabo en 21 países, más del 10% de los encuestados declararon que había sido testigo de actos de violencia (21,8%) o había sufrido violencia interpersonal (18,8%), accidentes (17,7%), exposición a conflictos bélicos (16,2%) o eventos traumáticos relacionados con seres queridos (12,5%). Se estima que un 3,6% de la población mundial ha sufrido un trastorno de estrés postraumático (TEPT) en el último año.

"Hemos recibido numerosas peticiones de orientación para ofrecer atención de salud mental a las personas que acaban de sufrir eventos traumáticos o la pérdida de seres queridos", ha dicho el doctor Oleg Chestnov, subdirector general de la OMS para Enfermedades No Transmisibles y Salud Mental. "Los profesionales de la atención primaria podrán ofrecer ahora apoyo básico fundamentado en la mejor evidencia disponible. Aprenderán así también a derivar a los pacientes que necesiten un tratamiento más avanzado".

De hecho, el nuevo protocolo, publicado conjuntamente con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), pone el énfasis en el papel que puede jugar el personal de Atención Primaria, ofreciendo apoyo psicosocial básico a los refugiados y a las personas expuestas a traumas o a la pérdida de seres queridos en otras situaciones.

El tipo de apoyo ofrecido abarca los primeros auxilios psicológicos, la gestión del estrés, y la ayuda a los afectados para enseñarles métodos de afrontamiento positivos y posibilidades de apoyo social, o reforzarlos en su caso. Las nuevas guías se publican en las páginas de la revista 'The Journal of the American Medical Association'.

Además, ante los afectados por el trastorno de estrés postraumático, debe considerarse la posibilidad de derivarlos para que reciban tratamiento avanzado, como por ejemplo terapia cognitivo-conductual o una nueva técnica conocida como desensibilización y reprocesamiento por movimientos oculares (EMDR). Estas técnicas ayudan a las personas a atenuar los recuerdos vívidos, reiterados y no deseados de eventos traumáticos. Se recomienda una mayor capacitación y supervisión para ampliar las posibilidades de acceso a esos métodos.

La OMS también ha aprovechado este documento para poner en guardia al personal sanitario contra algunos tratamientos demasiado corrientes. Por ejemplo, las benzodiacepinas, fármacos contra la ansiedad, "son una opción que debe evitarse para aliviar los síntomas de estrés traumático agudo y los problemas de insomnio durante el mes siguiente al evento potencialmente traumático", recalca.

De hecho, el documento recuerda que no hay datos que demuestren que las benzodiacepinas (comúnmente empleadas contra la ansiedad) alivien los síntomas de estrés postraumático tras un evento potencialmente traumático reciente; "de hecho, pueden retrasar la recuperación tras ese tipo de eventos".

Los principales motivos de preocupación en torno al uso de las benzodiacepinas son que muchas personas desarrollan tolerancia a sus efectos, apenas obtienen beneficio terapéutico cuando las consumen de forma crónica, se vuelven dependientes de ellas y sufren un síndrome de abstinencia al dejar de tomarlas.

En consecuencia, la recomendación de la OMS es que no se ofrezcan benzodiacepinas a los adultos para mitigar los síntomas de estrés traumático agudo asociados a un deterioro importante del funcionamiento diario durante el mes siguiente al evento potencialmente traumático.

En la recomendación de la OMS se señala también que las benzodiacepinas pueden ser útiles para otros trastornos mentales.

Miércoles, 02 Octubre 2013 11:04

Búsqueda del trastorno en el inconsciente

Os transcribimos este artículo aparecido en la Revista Mente y Cerebro del mes de septiembre, que nos ha resultado muy interesante para que conozcais un poco más sobre psicoanálisis y sus procedimientos.

PSICOTERAPIA

Búsqueda del trastorno en el inconsciente

Los procedimientos psicodinámicos se encuentran hoy en día entre los tratamientos más extendidos para los trastornos psicológicos.

¿Qué diferencia el psicoanálisis de otras terapias? ¿Cuál es su eficacia?

DUNJA VOOS Médico especialista en Medicina Laboral y periodista

Cristina F. (nombre ficticio) sufre ansiedad. Se despierta por las mañanas con una sensación desagradable en la barriga. De camino a la universidad comienza a sudar, las preocupaciones se le agolpan en la mente. Esas sensaciones forman ya parte de su rutina. Poco importa si se encuentra en la calle a la espera de cruzar a la otra acera, frente al ordenador de casa mientras prepara un trabajo universitario que deberá desarrollar en clase o en los momentos que dedica a divagar sobre su futuro. Esta estudiante de química se siente insegura y perdida.

«Tienes un trastorno de ansiedad generalizada», le diagnostica su médico de cabecera, pues la angustia de su paciente no se limita a situaciones concretas. También le sugiere que el problema viene de lejos. Cristina manifestó los primeros signos de ansiedad durante la pubertad, pero no ha sido hasta ahora que se ha sentido preparada para ponerles remedio. Decide acudir a un terapeuta en busca de ayuda.

Cerca de donde vive, casi puerta con puerta, una placa informa de la consulta de un neurólogo. Sin embargo, su médico de cabecera le propone otra opción; le indica que allí solo recibirá la prescripción de un medicamento, nadie indagará las causas de su malestar. «Prueba mejor la terapia psicodinámica», le aconseja. En este tipo de tratamiento, el paciente y el terapeuta intentan averiguar juntos qué pensamientos y deseos inconscientes subyacen al trastorno.
El término psicodinámica proviene de la corriente psicoanalítica fundada por Sigmund Freud (1856-1939) a principios del siglo XX. Este neurólogo vienés tomaba en consideración el inconsciente de sus pacientes para tratar los trastornos neuróticos, entre ellos, angustias y compulsiones. En un primer momento, la propuesta inquieta a Cristina. ¿Deberá tumbarse en un diván y hablar sobre su infancia? ¡Como si no tuviera suficientes problemas!

Sin necesidad de diván

La práctica psicoanalítica ha experimentado una transformación desde los tiempos de Freud, El paciente no necesita tumbarse: la terapia funciona igual de bien si se encuentra sentado. En las conversaciones con el analista, Cristina determina el tema y el ritmo de la sesión. Pronto reconoce que la carrera de química no le satisface. En realidad cursa los estudios por sus padres más que por su propio interés. ¿Podría esconderse allí el motivo de su angustia? Sus quejas somáticas ¿le sirven de excusa inconsciente para no seguir estudiando? En ese caso, lograría 10 que secretamente desea sin ofender a sus padres.

Por sí sola, nuestra paciente no hubiera llegado a plantearse la idea de que la relación con sus progenitores es demasiado estrecha. En la terapia puede reconstruir mentalmente estos pensamientos. A medida que Cristina gane comprensión de lo que le sucede, más deberían reducirse sus miedos. Esto ocurrirá a lo largo del proceso terapéutico.

No obstante, el psicoanálisis ocupa en este punto una posición incómoda, ya que se lo considera un método complejo y de larga duración. De hecho, la Sociedad Alemana de Psiquiatría, Psicoterapia y Neurología recomienda que para tratar la ansiedad generalizada se aplique la psicoterapia psicodinámica como tercera opción, tras la terapia cognitivo conductual y el tratamiento farmacológico. Los científicos no muestran unanimidad en el hecho de clasificar las opciones psicoterapéuticas. ¿Cómo se establece si un tipo de terapia funciona?
En las enfermedades de origen orgánico tal clasificación resulta, por de pronto, más sencilla. Si a una persona que presenta una presión sanguínea alta se le receta un fármaco y su estado mejora, parece que el remedio funciona. Ahora bien, sin olvidar que pudo existir un efecto placebo: la expectativa de la curación pudo haber provocado el alivio.

La medición de los cambios o mejoras en los trastornos psicológicos se antoja más complicada. Con todo, en la actualidad se exige a las psicoterapias que satisfagan los principios de la medicina basada en pruebas experimentales, de la misma manera que los tratamientos somáticos. Tal demanda surgió a comienzos de los años noventa del pasado siglo de manos del epidemiólogo Gordon Guyatt y el médico David Sackett. Ambos establecieron una importante máxima: las terapias debían evaluarse según la comprobación de su efecto.

Póngase que se quiere comprobar el efecto de la terapia conductualen20 personas con aracnofobia. Se distribuye a los probandos en dos grupos de modo aleatorio: unos reciben el tratamiento; los otros deben esperar (grupo de control). Una vez finalizado el tiempo establecido de intervención psicoterapéutica, se evalúa mediante una prueba estandarizada si ha disminuido la fobia de los individuos del primer grupo. También se analiza si muestran una mejoría respecto a los de control, pues el paso del tiempo puede contribuir a esa mejora (remisión espontánea).

El límite ético del sufrimiento

Un ensayo como el descrito puede justificarse desde el punto de vista ético, pues no todos los días las personas que sufren aracnofobia se cruzan con arañas en su camino. En otras palabras, el sufrimiento y el tiempo de espera que soportan los probandos se mantienen dentro de unos límites. Ahora bien, en los casos quizá más complicados, como. el trastorno de ansiedad generalizada, y en terapias de mayor duración, como el psicoanálisis, resulta más difícil llevar a cabo este tipo de investigaciones.

No se puede exigir a personas con trastornos mentales graves que esperen durante meses o años un tratamiento porque forman parte de un grupo de control. Además, medir sus miedos o angustias resulta una tarea laboriosa, pues pueden manifestarse de diversas maneras: un paciente puede ser más rumiador, otro puede encontrarse indispuesto con frecuencia y otro sentirse perdido o pensar que va a morir. La variedad de síntomas es tan amplia como las trayectorias vitales que los provocan.

Del mismo modo que los dolores de cabeza se deben a veces a problemas de circulación, otros a tensiones musculares o a una infección, la ansiedad puede presentarse por diversas causas: el estrés, las experiencias violentas o un duelo no superado, por nombrar solo algunas. Aunque tanto los psicólogos analíticos como los terapeutas conductuales tienen en cuenta la historia personal del paciente, su respectivo enfoque del problema diverge: los últimos se centran en las experiencias de aprendizaje del sujeto; en cambio, los psicoanalistas se basan en las relaciones de la primera infancia, los conflictos durante el desarrollo y los problemas en el presente del individuo. Es decir, tratan las alteraciones desde otro punto de vista.

De esta manera, además de considerar el diagnóstico oficial del trastorno, se apoyan en los patrones relacionales típicos del paciente. Por ello, cuando los científicos comparan la eficacia de las diversas terapias, surgen las primeras complicaciones ya en el diagnóstico. A grandes rasgos, los psicólogos profundos se interesan por el trastorno «detrás del síntoma», mientras que los terapeutas conductuales parten de la idea de que el miedo se aprendió en un momento dado y, por lo tanto, puede desaprenderse.

A principios de 2010, Jonathan Shedler, de la Universidad de Colorado, publicó un estudio en el que valoraba ocho metaanálisis referentes a la terapia psicodinámica, que a su vez comprendían un total de 160 investigaciones. Según su resultado, la terapia psicodinámica resultaba efectiva en numerosos trastornos mentales, entre ellos, depresiones y psicopatologías relacionadas con la ansiedad.

Shedler analizó asimismo bajo lupa nueve estudios en torno a otros procedimientos psícoterapéuticos y tratamientos con antidepresivos. Comparó la eficacia de las terapias, parámetro que revela el cambio de los síntomas entre el inicio y el final del proceso terapéutico. En el ámbito clínico, una eficacia de 0,8 constituye un valor global elevado (Shedler calculó una eficacia media de 0,97).

Las terapias psicodinámicas resultaron efectivas incluso cuando la intervención había finalizado. "La terapia psicodinámica pone en marcha procesos que conducen a un cambio duradero», concluía Shedler.

Lo que dura perdura

En 2001, Rolf Sandell, hoy profesor emérito de la Universidad de Linköping. y su equipo llegaron a resultados similares en el Estudio de Estocolmo. Según sus conclusiones, un psicoanálisis clásico de cuatro a cinco sesiones semanales y un total de 400 horas obtiene mejores resultados a largo plazo que otras terapias psicodinámicas de menor duración (apenas una o dos sesiones por semana). La probabilidad de necesitar un tratamiento posterior es dos veces mayor en el segundo caso.

En 2008, Falk Leichsenring, de la Universidad de Giessen, y Sven Rabung, de la Clínica Universitaria de Hamburgo Eppendorf, demostraron que las terapias psicodinámicas prolongadas en el tiempo funcionaban por lo general mejor que otras intervenciones breves cuando se trataba de casos psicológicos complicados (trastornos de personalidad).

Los científicos valoraron 23 trabajos en los que participaron 1053 pacientes. En 11 exploraciones, contaban con pruebas de eficacia controladas y aleatorizadas; las 12 restantes consistían en estudios de observación; Cuatro años antes, los mismos autores habían constatado los efectos positivos de las terapias psicodinámica más breves. El Estudio Neuropsicoanalítico Hanseático [véase «Efectos del psicoanálisis en el cerebro»; en este mismo número] abrió otro camino de evaluación. Investigadores dirigidos por Anna Buchheim, de la Universidad de Innsbruck, acompañaron a 20 pacientes con depresión crónica durante su terapia psicoanalítica. Con ese objetivo analizaron el cerebro de los sujetos mediante imágenes por resonancia magnética funcional al principio de la terapia, tras siete meses y después de un año y tres meses.
Los primeros análisis revelaron que las áreas cerebrales responsables del miedo y la ansiedad mostraban una menor actividad después de siete meses de tratamiento. De esta manera, las técnicas de neuroimagen permitían conocer parte del efecto del psicoanálisis.
Con todo, que una terapia surta efecto depende, entre otros factores, de que exista una buena «química» entre paciente y terapeuta. Cristina ha encontrado un psicoanalista al que considera competente y agradable, Las primeras sesiones le han aportado cierto alivio. Tiene la sensación de que se encuentra por buen camino para liberarse de su ansiedad incapacitante de una vez portadas.

Freud

 

EN SÍNTESIS

Conocimiento Curativo

1Según la psicología profunda freudiana, los trastornos mentales se encuentran arraigados en conflictos inconscientes.

2En el transcurso de un psicoanálisis, el paciente alcanza nuevos puntos de vista y conocimientos que pueden mitigar sus problemas.

3 Un tratamiento basado en principios psicodinámicos conduce con frecuencia a una mejora duradera, según estudios recientes.

Trastornos mentales desde la psicología analítica

La teoría psicoanalítica distingue entre las estructuras del ello (componente original, fuente de toda energía), el yo (parte racional que se asocia con la realidad) y el superyó (instancia moral); así como entre los procesos mentales inconscientes, subconscientes y conscientes. El inconsciente sirve de refugio de los deseos impulsivos reprimidos y las experiencias traumáticas durante la infancia. A pesar de que la consciencia no puede acceder directamente a él, influye sobre el comportamiento y se manifiesta en los sueños y las enfermedades psicológicas.

Conforme a la doctrina psicoanalítica clásica respecto a la neurosis, los síntomas de las psicopatologías resultan de conflictos psíquicos inconscientes entre impulsos y sus defensas en la infancia, los cuales reviven en la edad adulta en conflictos teóricamente superables. Estas neurosis sintomáticas (expresión con la que los analistas describen los patrones de comportamiento que se repiten como miedos y compulsiones) suponen, por tanto, un compromiso o intento de resolución de los conflictos infantiles sin resolver.

Una neurosis de carácter (o patología estructural) se debe, por el contrario, a déficits crónicos del yo, los cuales son, por una parte, congénitos, y, por otra, se deben a experiencias infantiles desagradables. En .un trastorno estructural del yo, los límites entre el yo y el entorno o la percepción de la realidad pueden encontrarse alterados, como en el caso de las psicosis. También los problemas graves para el control de impulsos y para identificar los sentimientos pertenecen a éste tipo de psicopatologías (caso del trastorno límite de la personalidad).

El planteamiento actual más importante de la terapia psicodinámica es la teoría de las relaciones objétales. Según su tesis central, las experiencias relaciónales tempranas determinan la construcción de la estructura del yo y suponen la condición previa para las representaciones estables de uno mismo y del entorno. Los trastornos psíquicos son consecuencia de relaciones disfuncionales con las personas de referencia y no de conflictos impulsivos, como sostenía el modelo psicoanalítico clásico. Las experiencias relaciónales pobres influyen en el «nivel estructural» de la organización de la personalidad y, con ello, agravan el trastorno.

Mente y Cerebro Septiembre/Octubre 2013 - Nº 62 El legado de Freud La neurociencia demuestra la eficacia del psicoanálisisVOOS, Dunja. Búsqueda del transtorno inconsciente. Mente y Cerebro, (62): 22-25, septiembre/octubre 2013.

http://www.investigacionyciencia.es/mente-y-cerebro/numeros/2013/9

Miércoles, 02 Octubre 2013 12:13

Efectos del psicoanálisis en el cerebro

Os dejamos otro artículo que nos ha resultado interesante.

PSICOTERAPIA

Efectos del psicoanálisis en el cerebro

Las técnicas de neuroimagen actuales confirman la eficacia de la terapia psicoanalítica. ¿Se cumple al fin una vieja visión de Sigmund Freud?

  • Buchheim, Anna
  • Kächele, Horst
  • Cierpka, Manfred
  • Roth, Gerhard

GEHIRN UND GEIST / DANIELA LEITNER

 

«Me encuentro bastante solo ante la dilucidación de las neurosis. Incluso me consideran casi un monomaníaco, mas tengo la nítida sensación de haber topado con uno de los grandes misterios de la naturaleza.» En mayo de 1894, Sigmund Freud escribía estas palabras a un buen amigo, el médico berlinés Wilhelm Fliess. Acorde con ellas, el psicoanálisis se desarrolló como una teoría de la vida interior del ser humano, también como un tratamiento, en gran medida independientes de la investigación académica. En su «Proyecto de psicología», de 1895, Freud llevó a cabo un último intento para colocar su modelo de la psique humana bajo el paraguas de los fenómenos biológicos. Sin embargo, poco después de su manuscrito, se despidió definitivamente de la idea de justificar su teoría de las enfermedades mentales desde un prisma científico.

Una valoración realista se escondía tras la decisión del padre del psicoanálisis: el estado de la ciencia y los métodos de investigación de aquel entonces no permitirían explicar las transformaciones psíquicas y fisiológicas del cerebro. No fue hasta finales del siglo xx que los neuropsicólogos empezaron a desentrañar las funciones cognitivas superiores y los mecanismos del procesamiento inconsciente de la información. A través de las técnicas de neuroimagen se observaba el cerebro en funcionamiento. Surgía una nueva línea de investigación: el neuropsicoanálisis. ¿Se cumplía, con cien años de retraso, la visión anhelada de Freud?

En síntesis

Los investigadores indagan en el cerebro los efectos terapéuticos del psicoanálisis.

Los centros cerebrales de la emoción, que aparecen hipersensibles en los trastornos depresivos, se tornan menos excitables después de varios meses de terapia psicoanalítica.

En el futuro, los procedimientos de neuroimagen darán nuevos impulsos a la psicoterapia.


BUCHHEIM, Anna. KÄCHELE, Horst. CIERPKA, Manfred. ROTH, Gerhard. Efectos del psicoanálisis en el cerebro. Mente y Cerebro, (62): 26-29, septiembre/octubre 2013.

http://www.investigacionyciencia.es/mente-y-cerebro/numeros/2013/9/efectos-del-psicoanlisis-en-el-cerebro-11396

 

 

LA LONDON SCHOOL OF ECONOMICS, A FAVOR DE LOS TRATAMIENTOS PSICOLÓGICOS

Aída de Vicente y Cristina Castilla Infocop | 06/09/2010 ver

"Si usted tuviera mil millones de dólares para hacer del mundo un lugar mejor, ¿en qué los emplearía? Mi respuesta es siempre la misma.

Me gustaría emplearlos en tratamientos psicológicos modernos, basados en la evidencia, para las personas con depresión y ansiedad y para los niños con trastornos de conducta". Así de contundente se manifiesta Richard Layard, director del Programa de Bienestar en la London School of Economics and Political Science (LSE) del Reino Unido, en un artículo publicado en el periódico Huffington Post,  y que lleva por título Why We Should Put Mental Health First (Razones por las que la salud mental debería situarse en primera fila), publicado el 13 de mayo de 2013.

Y, ¿por qué? R. Layard argumenta las siguientes razones por las que tomaría esta decisión:

✔ Porque los trastornos de salud mental constituyen un problema "masivo", con un grave impacto en la vida de las personas. "En los países ricos son la principal causa de pobreza, siendo responsables de más pobreza que la que produce cualquier enfermedad física".

✔ Porque los trastornos mentales suponen importantes costes para el resto de la sociedad. Entre los adultos en edad de trabajar, los problemas de salud mental son los responsables de tantas bajas y gastos sociales como todas las enfermedades físicas juntas. Y entre los niños, los trastornos de conducta suponen el mejor predictor de criminalidad.

"Por suerte, actualmente contamos con muy buenas herramientas para abordar el problema, tratamientos basados en la evidencia que consiguen una curación total en, al menos, la mitad de los casos tratados y reducen considerablemente la tasa de recaídas". Estos tratamientos, que ayudan a las personas a cambiar sus patrones de pensamiento, no son tratamientos caros, afirma este experto en análisis económicos. De hecho, si tenemos en cuenta el ahorro que supone la implementación de estas terapias para los sistemas sanitarios y sociales, "se podrían extender estos tratamientos a millones de personas sin coste neto para el resto de los ciudadanos".

Sin embargo, tal y como critica R. Layard, las políticas actuales no tienen en cuenta estos análisis y los tratamientos psicológicos no se consideran en la cartera de servicios sanitarios o juegan un papel muy secundario: "tan sólo un tercio de las personas con estos problemas reciben tratamiento – en comparación con el 90% de las personas con diabetes que están tratadas".

Por este motivo, R. Layard realiza un llamamiento para que se pongan en marcha acciones que sitúen a la salud mental en el lugar que se merece. "En la actualidad no hay un grupo de presión eficaz a favor de las personas con trastorno mental – y mucho menos en defensa de los tratamientos no farmacológicos".

Fuente: The Huffington Post

DE VICENTE, Aída. CASTILLA, Cristina. La London School of Economics, a favor de los tratamientos psicológicos. Infocop (62): 14, julio/septiembre 2013.

http://www.infocop.es/view_article.asp?id=4163&cat=70

Aída de Vicente y Cristina Castilla Infocop | 06/09/2010 ver

El Colegio de Psiquiatras de Reino Unido (Royal College of Psychiatrists) elaboró en marzo de 2013 un detallado informe dirigido a los responsables políticos de dicho país, solicitando que se realicen mayores esfuerzos para garantizar que la atención hacia los problemas de salud mental se equipare a la que reciben las enferme- dades físicas.

El informe destaca las graves desigualdades que todavía existen en la prioridad que reciben, dentro del sistema sanitario público, los trastornos mentales y las enfermedades físicas. Este desequilibrio en la importancia que se presta a uno u otro aspectos de la salud, se evidencia en un número mucho más elevado de fallecimientos, que se podrían evitar, asociados a trastornos mentales, en unos niveles de acceso a tratamiento más bajos -e incluso inexistentes-, para las personas con problemas de salud mental, así como en una financiación insuficiente en el ámbito de la salud mental, que no se corresponde a la magnitud ni al impacto de los trastornos mentales en la población.

A su vez, el documento pone de relieve la estrecha relación existente entre los problemas físicos y de salud mental, resaltando que un marco de atención sanitaria que presta una atención dividida a ambos aspectos vinculados a la salud es, en sí mismo, incongruente con la realidad y, en consecuencia, ineficaz para garantizar el bienestar de la población.

Los autores del informe, titulado Whole-Person Care: From Rhetoric to Reality (Atención integral de la persona: de la retórica a la realidad), reclaman de manera urgente que se implemente este cambio de perspectiva en el sistema sanitario, para lo cual establecen una serie de recomendaciones:

✔ Los representantes políticos y el sistema sanitario deben trabajar conjuntamente para proporcionar un acceso al tratamiento de los problemas de salud mental equivalente al de los problemas de salud física, así como para establecer unos criterios semejantes en cuanto a tiempos de espera y normas de atención sanitaria en los servicios de emergencia.

✔ Las medidas para la promoción de la salud mental y el tratamiento de los trastornos mentales deben implementarse desde las primeras etapas de la vida y continuar durante todo el ciclo vital.

Es necesario invertir esfuerzos en mejorar la prevención de la mortalidad prematura asociada los problemas de salud mental. Este enfoque implica atender a los problemas de salud física que presentan los pacientes con trastorno mental, que a menudo pasan desapercibidos por los facultativos, e integrar plenamente la atención de la dimensión psicológica en el tratamiento de las enfermedades físicas, sobre todo, en determinados programas de salud pública sobre consumo de tabaco, obesidad o abuso de sustancias, considerados únicamente desde una óptica física.

Los responsables políticos deben apostar por profesionales sanitarios que permitan la integración y el trabajo coordinado entre los servicios de salud física y de psiquiatría. Partiendo de la demanda diaria, el informe señala que esta medida "se trata de una necesidad más que de un lujo opcional". En este sentido, el Colegio de Psiquiatras de Reino Unido insta a los responsables políticos, tanto del servicio público de salud como de los servicios sociales, a que establezcan vías para implantar estos servicios de enlace entre salud física y psiquiatría, de tal manera que se garantice una atención global de la persona desde un enfoque sanitario integral en cuidados agudos, Atención Primaria y comunitaria para todas las edades.

✔ Los servicios de salud mental y la investigación en este campo deben recibir una financiación acorde a la prevalencia de estos problemas y su impacto para la sociedad. Los trastornos mentales son los responsables principales de la carga global asociada a enfermedades, por encima del cáncer o los trastornos cardiovasculares. Sin embargo, los recursos económicos y humanos que se destinan a este ámbito están muy por debajo de los destinados a cualquier otra enfermedad física.

✔ Se debe adoptar una política de tolerancia cero hacia las actitudes de discriminación o estigmatización por parte de los profesionales sanitarios, de tal manera que se ayude a combatir el estigma hacia las personas con trastorno mental, tan patente dentro del ámbito de la medicina.

✔ Es un requisito imprescindible que se establezca un mecanismo a escala nacional que lidere la implementación de un enfoque paritario en salud mental y física, en todos los ámbitos políticos.

✔ La aproximación integrada en salud mental y física debe formar parte del currículo formativo de Grado de todos los profesionales sanitarios.

El informe ha sido recibido con entusiasmo por los profesionales médicos y pacientes. El presidente del Colegio de Médicos de Reino Unido ha corrobora- do la estrecha relación existente entre las enfermedades físicas y los trastornos de salud mental, recomendando "encarecidamente" que todos los servicios de cuidados agudos proporcionen una atención integral, a través del trabajo coordinado con los servicios de salud mental.

Asimismo, el presidente de la Funda- ción para la Salud Mental (Mental Health Foundation), Andrew McCulloch, ha insistido en la importancia de priorizar un enfoque de atención equiparable en salud mental y física, dado que "la magnitud del problema resulta devasta- dora". "Los trastornos mentales producen la muerte prematura a miles de personas y la depresión está asociada a un aumento del 50% de la mortalidad en pacientes con enfermedades cardiovasculares y cáncer", ha añadido.

Disponible en:

http://www.rcpsych.ac.uk/mediacentre/pressreleases2013/achievingparityreport.aspx

Miércoles, 02 Octubre 2013 12:40

EL DEBATE MUNDIAL GENERADO POR EL DSM-5

Aída de Vicente y Cristina Castilla Infocop | 06/09/2010 ver

Jamás en la historia se había hablado tanto de ningún otro libro de la medicina. La última versión del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disor- ders) – DSM-5, la denominada “biblia de la psiquiatría”, ha iniciado su lanzamiento inmerso en una gran polémica y en un momento en que la comunidad científica, los profesionales y el público general muestran su preocupación ante los intereses de las compañías farmacéuticas y su influencia en el quehacer de la psiquiatría. A este respecto, no hay que olvidar que el precio del manual asciende a los 199 dólares (unos 151 euros), una cifra muy superior a la de su anterior versión, constituyendo la principal fuente de ingresos para la Asociación Americana de Psiquiatría (no confundir con la Asociación Americana de Psicología).

El debate, erróneamente reducido y explicado -en algunos medios de comunicación- como un enfrentamiento entre profesionales de la Psiquiatría y la Psi- cología, nace del mismo gremio de la Psiquiatría. De hecho, uno de los más acérrimos opositores al DSM-5 es Allen Frances, psiquiatra y presidente del grupo de trabajo del DSM-IV (la versión anterior), quien desde hace varios años lleva manifestando su recelo hacia la ampliación de diagnósticos que recoge el DSM-5. En un artículo del Psychiatric Times, del 26 de junio de 2009, Frances ya escribía: “el DSM-5 será una bonanza para la industria farmacéutica, pero a costa de un enorme sufrimiento para los nuevos pacientes falsos positivos que queden atrapados en la excesiva amplia red del DSM-5”. Si bien Frances continúa mostrando abiertamente sus críticas (ahora a través de una activa cuenta en Twitter), e in- cluso ha publicado un libro en el que habla sobre los peligros de la medicalización de la vida cotidiana, que salió a la venta el pasado mes de mayo (titulado Saving Normal –Salvando lo normal-), la polémica entre detractores y defensores del DSM se ha avivado re- cientemente tras las declaraciones de otro prestigioso neurocientífico y psiquiatra, Thomas Insel, director del Instituto Nacional de Salud Mental de EE.UU. (National Institute of Mental Health - NIMH).

Tal y como hemos informado en Info- cop, tan sólo unas semanas antes de la presentación oficial del DSM-5, Thomas Insel emitió un comunicado en el que criticaba la falta de validez del DSM, y anunciaba que el NIMH se desligaba de este sistema de clasificación, alentando públicamente a los científicos a no utilizarlo y anunciando su pretensión de de- sarrollar un nuevo sistema de diagnóstico basado en biomarcadores y no en juicios clínicos (denominado Rese- arch Domain Criteria). En sus declaraciones, T. Insel desprestigiaba el manual de la Asociación Americana de Psiquiatría, al afirmar que el DSM “no se puede considerar una biblia, sino tan sólo un diccionario”. Unos días después, el 6 de mayo, el presidente del Grupo de Trabajo del DSM-5 de la Asociación de Americana de Psiquiatría, David Kupfer, respondiendo a dichas afirmaciones, expresaba sus recelos hacia el modelo bio- logicista que defiende el director del NIMH, teniendo en cuenta la falta de evidencias tras más de 30 años de investigación: “hemos estado diciendo a los pacientes durante varias décadas que es- tamos a la espera de encontrar unos biomarcadores.

Todavía seguimos esperando”, criticaba D. Kupfer. Finalmente, en un intento de devolver las aguas a su cauce, el NIMH publicó una declaración conjunta con la Asociación Americana de Psiquiatría, aclarando que ambas instituciones comparten su compromiso de mejorar el diagnóstico y el tratamiento de los trastornos mentales. “Los pacientes, las familias y las asegu- radoras pueden estar seguros de que existen tratamientos eficaces disponibles y que el DSM es el recurso clave para ofrecer la mejor atención disponible”, vela dicha declaración.

No obstante, la polémica -lejos de disolverse- ha disparado un aluvión de críticas y debates en todo el mundo, y prueba de ello es que los grandes medios de comunicación internacionales como The New York Times, The Guar- dian, The Economist, Daily News o Scientific American, se han hecho eco durante semanas de las distintas opi- niones vertidas por los expertos hacia este manual. En tan sólo un mes, han salido a la venta dos libros, “Saving Normal” (de F. Allen) y “The Book of Woe” (de Gary Greenberg), se han publicado cientos de artículos y se han lanzado importantes campañas de recogida de firmas a escala mundial, advir- tiendo de los peligros que entraña el uso del DSM-5 y solicitando la aboli- ción de los sistemas de clasificación diagnóstica.

El debate está dividiendo al gremio de la Psiquiatría y, aunque el punto candente se sitúa en EE.UU., se está extendiendo con rapidez en Europa, - sobre todo, en el Reino Unido- e incluso está calando en el mundo árabe. De esta manera, la cadena de TV Al Jazee- ra emitió una entrevista con Robert Whitaker, periodista de investigación experto en el área de la Medicina y la ciencia, y autor del libro Anatomy of an Epidemic (Anatomía de una epidemia), -del que se hablado en Infocop (ver: Robert Whitaker y los efectos no- civos de los psicofármacos)-, y Allen Frances. En dicha entrevista, -en la que se abordaron aspectos tan sustanciales como los perjuicios que genera la expansión de las categorías diagnósticas y su asociación con el aumento de la medicalización de la población- Allen Frances apuntó, sagazmente, el hecho constatado de que con cada nueva versión del manual de la APA, los posibles trastornos mentales “siempre aumentan” y “nunca se reducen”.

De esta manera, el debate mundial originado por el cuestionamiento del DSM-5 está suponiendo un duro golpe a los cimientos en los que se sustenta la Psiquiatría, y está siendo considerado como un momento crítico en la historia de la salud mental. Sin embargo, llama la atención que este tema aún no haya tenido la repercusión mediática que se merece en nuestro país.

A RAÍZ DEL II FORO SOCIAL

 

Benalmádena Lunes, 17 MAR 2014 17:14 CMT

 

 

La Delegación de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Benalmádena ha organizado el I Encuentro Familiar 'Una Responsabilidad Compartida', una iniciativa que se enmarca en las acciones emprendidas a raíz del II Foro Social y que tendrá lugar el próximo miércoles, 19 de marzo, a partir de las 19:00 horas, en el salón de actos del edificio de la Asociación de Comerciantes y Empresarios (ACEB), ubicado en la céntrica calle Parra de Arroyo de la Miel. El encuentro, que cuenta con la colaboración de la Fundación ANNA O, contempla la ponencia del psicólogo Patricio Olivera, que tratará la problemática con la que se encuentran los familiares de niños con discapacidad y personas que sufren enfermedades raras.

La concejala del área, Ana Macías, que ha presentado el acto en rueda de prensa, acompañada por el ponente y el tesorero de la fundación, Gabriel Ruiz, ha destacado que "la Delegación de Participación Ciudadana tiene un compromiso con el Foro Social, donde participan cerca de una veintena de asociaciones sociales y del que se extraen iniciativas como la que hoy se presenta". "Quiero dar las gracias a la Fundación ANNA O, una entidad sin ánimo de lucro con fines asistenciales cuya labor principal es prestar ayuda psicológica a mujeres víctimas de la violencia física o psíquica que se manifiesta en todos los ámbitos de su vida, así como también a nuestro ponente, pues han hecho posible este primer encuentro, que tratará la temática de la discapacidad", ha manifestado la edil, que ha invitado a todos los benalmadenses a participar en la iniciativa. - See more at: http://ivecinos.es/ivecinoses-benalmadena/227-BENALM%C3%81DENA/56083-benalmadena-organiza-el-i-encuentro-familiar-una-responsabilidad-compartida.html#sthash.jiHADg30.dpuf

¿Cuándo Acudir a Fundación Anna O?

Fundación Anna O. está especializada la salud emocional de la mujer, esta puede verse afectada por múltiples factores, muchos de ellos difícilmente perceptibles por quien los sufre. Algunos de los casos que solemos tratrar son: Maltrato físico y psíquico,  separación, depresiones, angustias, fobias, ataques de pánico, dificultades en la sexualidad, embarazos indeseados, dificultades en el aprendizaje, intentos de suicidio, anorexia, bulimia, conflictos familiares o abusos sexuales, violación y todo aquello que derive en un sufrimiento intolerable.

Club de Lectura

Formulario de contacto

Puede consultar la política de privacidad en el siguiente enlace diseñada de acuerdo con el Reglamento General de Protección de Datos de la UE 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de abril de 2016. Al facilitarnos sus datos, Usted declara haber leído y conocer la presente Política de Privacidad, prestando su consentimiento inequívoco y expreso al tratamiento de sus datos personales de acuerdo a las finalidades y términos aquí expresados.

Por favor rellene sus datos de forma correcta para que podamos atenderle. No realizamos consulta online, sólo de forma presencial en nuestro centro en Málaga (España)

Nuestros Centros

Málaga
C/ Cañuelo San Bernardo nº3
29008 Málaga


Antequera
Calle del Picadero, 3 Portal 4,
Escalera A, 2º 1
29200 Antequera - Málaga

Información y Atención

Tlf: 952 21 29 33
[email protected]
www.fundacionannao.org